Asesoramiento Pericial

El psiquiatra como perito

El Perito Forense es un experto que posee una formación práctica-teórica en el área judicial y procesal. Está capacitado para auxiliar técnica y científicamente la investigación judicial con la finalidad de hacer comprensible y exponer los elementos psiquiátricos, actuando como “puente” entre la realidad clínica y la realidad psiquiátrica. Por ello vamos al proceso “a conocer”

Lo específico del perito psiquiatra, es que en ningún caso nombra la palabra “paciente”, ya que la pericial excluye la existencia de una relación terapéutica con el sujeto a peritar, siendo el principio ético rector el de justicia, con equidad y sin discriminación.

El psiquiatra como testigo y el concepto de “testigo perito”

El psiquiatra como testigo, lo es en virtud de conocer “de ciencia propia” elementos probatorios considerados como relevantes.

Por ello, como cualquier testigo, acudimos al llamamiento porque tenemos conocimiento directo de datos “vividos en pasado” que pueden dar luz al proceso, frecuentemente contextualizado en pacientes que han sido evaluados, diagnosticados o tratados en nuestro actividad clinica asistencial cotidiana.

Si bien, la diferencia entre perito y testigo es relevante y absolutamente crucial, para muchos letrados no es así. La figura del “testigo perito” supone la instumentalización de aspectos clinicos y de confianza derivados de la relación terapéutica médico-enfermo por parte de algunos elementos del derecho, y que indudablemente genera conflicto por distintas razones como son: el conflicto de lealtades, el uso de información confidencial y el abismo del lenguaje y las formas.

¿Necesitas ayuda?